Presidente Arce: “Hoy ingresamos a la era de la industrialización con la producción de biocombustibles”

UCOM MHE 26-03-24.- “Hoy es un día histórico para el país, pues marcamos un hito al ingresar por primera vez a la era de la industrialización con la producción de biocombustibles”, afirmó el presidente Luis Arce con entusiasmo durante el acto de arranque de la Planta de Biodiésel I en Santa Cruz de la Sierra que fue construida por la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“Otros países nos antecedieron en la producción de biodiésel a partir de la producción agropecuaria, Bolivia no podía quedar al margen de este proceso, especialmente en esta etapa”, afirmó el Jefe de Estado, quien además recordó que la materialización de este proyecto es fruto de la política de industrialización con sustitución de importaciones.

“Hoy entra en funcionamiento nuestra primera planta de biodiésel y lo hacemos imbuidos de un alto grado de compromiso y como el único camino para sacar al país de la dependencia de importación de carburantes”, aseveró. Bolivia comienza a producir su propio biocombustible, a partir de la materia prima que producen nuestros hermanos del agro, agregó.

Al respecto, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, explicó que esta planta tiene una capacidad de producción de 1.500 barriles por día. Fue construida con una inversión de Bs 379,5 millones y está situada en la Refinería Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz de la Sierra. Producirá biodiésel a partir de aceites vegetales, un combustible más sostenible, con menores emisiones de contaminantes y de mayor calidad.

Tras la puesta en marcha y una fase de estabilización, Molina afirmó que la planta no solo producirá biodiésel, sino que también generará empleos en una cadena que integra al sector productivo, principalmente agrícola, a través de la producción de grano verde. “Se van a generar miles de empleos en el departamento de Santa Cruz, beneficiando al transporte, la industria y el sector privado”, añadió.

Para el ministro Molina, “hoy el país tiene una nueva industria como parte de un proyecto nacional”, ya que esta planta también conlleva una serie de beneficios económicos, sociales y ambientales para el país. Al sustituir parte de las importaciones de diésel mediante la producción local de este insumo, contribuye directamente a reducir los costos de importación y las subvenciones al diésel.

Asimismo, la autoridad resaltó la importancia del inicio de operaciones en Santa Cruz, ya que, junto con la Planta de Biodiésel II en El Alto y el proyecto industrial HVO, evitará la salida de divisas al exterior. Además, fomentará la producción de aceite vegetal como materia prima para la planta, lo que generará nuevas fuentes de empleo en el sector agroindustrial.

A su vez, el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, afirmó que, a partir del inicio de operaciones productivas, “vamos a tener un combustible más limpio y aseguramos el suministro del combustible para todos los bolivianos”. Con la implementación de la planta de biodiésel, YPFB se alinea con la tendencia internacional hacia la producción de combustibles más limpios, abriendo oportunidades para expandir su enfoque a otros segmentos de energía.

Facebook
WhatsApp
Twitter
IMPRIMIR