Gobernación y municipios de Potosí respaldan ejecución de proyectos de electrificación rural

UCOM-MHE 16-09-23.- La Gobernación de Potosí y representantes de alrededor de 40 municipios respaldaron este viernes la iniciativa del Gobierno nacional de implementar proyectos de infraestructura eléctrica en el área rural en ese departamento, informó Sergio Hinojosa, director de Energías Renovables del Viceministerio de Electricidad y Energías Renovables (VMEER).

En el marco del proyecto Infraestructura Descentralizada para la Transformación Rural III (IDTR III), en la capital potosina se realizó un taller de socialización de electrificación rural con la participación de representantes de la mayoría de los municipios de ese departamento, autoridades de la Gobernación y del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, a través del VMEER

“Hubo una buena recepción a los proyectos del MHE de parte de los alcaldes y la Gobernación de Potosí, quienes se comprometieron a trabajar de manera conjunta con el Gobierno para ejecutar acelerar los proyectos electrificación rural”, informó Hinojosa, quien resaltó la predisposición y la unidad de todos los presentes al plan que beneficiará a las comunidades de las provincias.

Los productos que se implementarán abarcan la instalación de paneles solares fotovoltaicos y extensión de líneas de electricidad para brindar cobertura a las familias de las comunidades más alejadas de ese departamento. También se presentaron otros proyectos relacionados con la electromovilidad, micromovilidad y la importancia del uso eficiente de los recursos energéticos.

Asimismo, Hinojosa dijo que se acordó que la Gobernación de Potosí elaboré los proyectos y las fichas ambientales. Hasta el 2022, la cobertura de electrificación rural en el departamento de Potosí alcanzó a 76% y en los siguientes dos años —con la ejecución de los proyectos referidos— se pretende dar un salto cuantitativo para incrementar ese porcentaje.

El proyecto IDTR III, que se implementa en los departamentos de Beni, Santa Cruz, Pando, Potosí y Tarija, se financia con recursos del Banco Mundial y tiene la meta de llegar al 95% de cobertura de electrificación rural a nivel nacional. Entre sus propósitos también está proporcionar acceso a la energía eléctrica a hogares, instituciones públicas y postas de salud en áreas rurales.