Bolivia avanza hacia la reactivación económica y prevé incremento de $us 248 millones en la renta petrolera para este año

UCOM-MHE-22-08-2021.- El Ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, informó que para este año se estima que la renta petrolera sea de aproximadamente $us 1.900 millones, lo que significaría un incremento de $us 248 millones respecto a los $us 1.652 millones que se produjeron durante el gobierno de facto en 2020.

La autoridad cabeza de sector subrayó que gracias a las políticas del Presidente Luis Arce, Bolivia comienza a encaminar la reactivación económica a través de mayores ingresos por la venta de los hidrocarburos, lo que beneficia directamente a todos los bolivianos.

“Yo estimo que ante la posibilidad de una subida en los precios del —crudo— WTI (West Texas Intermediate), que tienen un efecto en los precios de gas de exportación a Brasil y Argentina, habría una variable positiva para el país que nos permitiría superar incluso los $us 1.900 millones de renta petrolera”, manifestó el Ministro en entrevista con el programa “Las 7 en el 7”, que se transmite por Bolivia TV.

Franklin Molina indicó que el aumento de la renta significa mayores ingresos para los municipios y gobernaciones, lo que se traduce en más obras para los bolivianos.

El Ministro destacó la gestión del Ejecutivo para lograr que Bolivia consiga estos avances en medio de la pandemia del Covid-19, que aún afecta tanto al país como a otros estados del mundo; y luego de nefastas decisiones que se tomaron durante el gobierno golpista que afectaron considerablemente al sector hidrocarburífero, como el caso de la denominada octava adenda con la compañía Petrobras.

En marzo de 2020, el entonces Ministro de Hidrocarburos de Jeanine Áñez, Víctor Hugo Zamora, firmó dicho contrato en el que se establecía un volumen mínimo de entrega de 14 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) y un máximo de 20 MMm3d.

Además, aquel documento obligaba a que el energético se entregue a Petrobras en Puerto Suárez (Mutún), frontera con Brasil, y ya no en Río Grande, y que el costo de transporte, que antes era pagado por la petrolera brasileña, corra por cuenta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Esta nefasta gestión del gobierno golpista supuso una pérdida mensual de $us 5,3 millones en los ingresos de YPFB.

Inversión

Ante esa situación, y siguiendo el mandato de Luis Arce, el titular de la cartera estatal aseguró que hasta diciembre se tiene previsto invertir $us 788 millones en el sector petrolero, de los cuales más del 40% se destinará a obras de exploración y de mejoramiento para canales de exportación.

De igual modo, el Ministro Molina señaló que hasta fin de año se destinarán $us 130 millones para 90.000 nuevas conexiones de gas domiciliario en el país, lo que ayuda a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Asimismo, los proyectos de redes de gas generan empleo para los bolivianos, ya que en el país existen unas 40.000 microempresas que se dedican a este oficio.

Generación Distribuida

El titular de Hidrocarburos y Energías también destacó la gestión del Gobierno Nacional para encaminar el cambio en la matriz energética, principalmente con la generación de energías limpias en el marco del cuidado al medio ambiente.

Por ello enfatizó la importancia del Decreto Supremo Nº 4477 y su Reglamento, que viabilizan el uso de sistemas fotovoltaicos (paneles solares) en casas y edificios particulares.

“De este modo el usuario no solo ahorra en el gasto de electricidad, sino que se convierte en un generador más de energía eléctrica, ya que el excedente que produce se inyecta al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”, explicó.

Electromovilidad

Del mismo modo, el Ministro Franklin Molina destacó la política nacional de promover el uso de vehículos y maquinaria agrícola que operan con electricidad, los cuales generan menor contaminación que los motorizados a combustión.

“—Mediante el Decreto Supremo Nº 4539— se habilitan una serie de incentivos, por ejemplo para las empresas que deseen importar o ensamblar vehículos eléctricos en zonas francas industriales a través de la eliminación de aranceles”, explicó.

La autoridad cabeza de sector dijo que Bolivia cuenta con una gran capacidad de producción de energía eléctrica, la cual proviene en más del 50% de fuentes renovables.

Por ello, está garantizado el abastecimiento de este recurso para la demanda interna y las exportaciones a otros países. Además, el Estado Plurinacional de Bolivia continúa ejecutando proyectos para aumentar la generación de electricidad.

Litio

Finalmente, el Ministro Molina se refirió a las políticas del Estado orientadas a convertir a Bolivia en un país industrializador de litio, ya que en el territorio nacional se encuentran las mayores reservas certificadas de ese recurso evaporítico con más de 21 millones de toneladas en el Salar de Uyuni (Potosí), sin contar los reservorios de los salares de Coipasa (Oruro) y Pastos Grandes (Potosí).

“Con nuestro Presidente hemos lanzado una convocatoria para adquirir la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL). —En el futuro— nueve compañías realizarán pruebas piloto en el país sobre el uso de esta herramienta que nos permitirá acelerar la industrialización — del oro blanco—”, manifestó.

Con la tecnología EDL, Bolivia podría acortar los plazos para comenzar con la producción industrial de cátodos, carbonato de litio y finalmente baterías de litio, pieza clave de los vehículos eléctricos que son el futuro del parque automotor mundial.

El Ministerio de Hidrocarburos y Energías mantiene su firme compromiso de apoyar la reactivación económica del país para salir adelante.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
IMPRIMIR